miércoles, 20 de mayo de 2009

Tu boca incita a mi boca.

.
Con la mirada puesta en tus labios.

.
Con la mirada puesta en tus labios
sentí de pronto palpitar mi corazón,
y al acercar los míos hacia ellos
ardí en la llama total de la pasión.

Más fuerte fue aún cuando ensamblados
se apretaron con deseos contenidos,
y así por largo rato se recrearon
en un juego apasionado y sostenido.

Hermosa sensación la de tus besos
...tanto como la naciente primavera,
y delicada fragancia la de tu boca fresca
que pone a tu merced mi alma prisionera.

Sin esos besos de tu embrujada boca
no podría lograr mi siguientes deseos,
por tanto te ruego me sigas besando
que poco ha de faltar para prendernos fuego.

--------------------------------------------
Autor: Jorge Horacio Richino
Todos los derechos reservados.
--------------------------------------------

Poema publicado en diversos blogs
y otras ediciones del autor.
--------------------------------------------
.

No hay comentarios: