domingo, 2 de diciembre de 2007

Besugo de Nochebuena - plato para especialistas de paladar fino.



Imagen


Se abre y se limpia un besugo extrayéndole el espinazo y salando a gusto.
Se rellena con una preparación que se elabora de la siguiente forma: Se frien en aceite de oliva (preferentemente) cebolla y perejil picados. Cuando la cebolla comienza a ablandarse, se le añaden pimientos y tomates, igualmente reducidos a pedacitos pequeños.
Por otro lado se va preparando en un mortero un picadillo con un diente de ajo, tres o cuatro filetes de anchoítas, sal, pimienta y una cucharada de mostaza.
Con los preparados se rellena el besugo, cosiéndolo bien para que no se desparrame su contenido; luego de ésto se unta el pescado con aceite y se lo cubre con pan rallado.
En estos términos se fríe el besugo en un buen aceite (siempre es recomendable que sea de oliva).
Cuando se encuentra bien dorado se retira y se coloca en una fuente, adornándolo con hojas tiernas de lechuga, rodajas de zanahoria y remolacha (cocidas), aceitunas deshuesadas, huvos duros cortaditos al medio y rodajas de limón.
Es un exquisito plato que quedará muy bien en la mesa y en el paladar de los comensales; fundamentalmente será acompañado con un buen vino blanco (con preferencia del tipo seco o muy ligeramente abocado si así lo prefieren)
Que lo disfrúteis !!!

No hay comentarios: