sábado, 4 de diciembre de 2010

Recuerdo de viejos amores.

.
Muchas veces me detengo a pensar en los amores que quedaron atrás y que por distintas circustancias de la vida ya no se encuentran al lado de uno.
Y me pregunto porqué -por lo general- es casi imposible volver a verse con ellos, aunque sea alguna vez, unos breves instantes, para conversar un rato y traer a la memoria buenos recuerdos de otros tiempos.
Suelo encontrar siempre alguna explicación. Siempre hay algún impedimento que va más allá de el deseo -tal vez de ambos- de poder volverse a reunir tan solo para recordar y para alegrarse con la presencia de esa otra persona.
Hay aún cosas mucho más profundas para comentar en este artículo, pero prefiero dejarlas para más adelante, para cuando pueda reunir las palabras apropiadas para comentar e intentar buscar una mejora a estas situaciones (que no dudo son comunes a muchos) pero que en general se tornan casi siempre irrealizables.
.
Jorge Horacio Richino.
.

No hay comentarios: