jueves, 4 de noviembre de 2010

Ya nos comimos las vacas viejas y de tambo también...

.
...y porqué no, algún que otro buey.
Lo peor y al precio más caro para el pueblo argentino (que en otros tiempos lideraba el consumo "anual per cápita" de este necesario producto).
¿Qué va a pasar ahora con la carne vacuna? Seguramente seguirá bajando el consumo, ya muchos no están al alcance de adquirirla a los valores actuales.
La gente trata de restringir su consumo como puede, y hasta reemplazarla por otro tipo de proteínas (por supuesto no tan completas como las de la carne vacuna).
En fin, si alguien no hace algo y además el negocio de la cría de vacunos no es rentable para los productores, la cosa se irá poniendo más complicada con el tiempo.
No olvidemos que los pequeños deben comer necesariamente este tipo de proteína para una nutrición sana y un desarrollo saludable.
.

No hay comentarios: